domingo, junio 14, 2009

Viento...reflejo...y el universo en la mirada


Hay un pequeño ritual que hacen mis manos segundos antes de que comience a escribir...sin tocar el teclado se quedan quietas sobre el...como queriendo encontrar el camino para que las palabras tomen vida y una vez mas escriba...Tratar de contar, mostrarte mi reflejo para que entiendas...Noche, respirar...sonreir, ser feliz...reirme, maravilla simple que me permite hasta ver pandas gigantes...iluminar la mirada...o al menos es lo que creo...porque despues, mucho despues...el viento me dice que solo ve tristeza en mi...entonces eso desmorona...porque el rearmarme, el reirme es siempre sincero...y es mi mejor regalo, al menos es lo que creo...pero las palabras del viento me llevaron lejos...entonces...el tiempo se acorta, la gente sobra... los deseos corren por todo el cuerpo...necesidad de aturdir el cuerpo con caricias y besos, pero sucumbo ante el encanto de hacerme chiquita en tu pecho...batalla desatada en mi interior...la gente sobraba, todo el mundo sobraba...y el reloj no se detenia...marcaba la llegada de horas oscuras...vacias, sin peces que naden...Entonces sucede lo que no quiero, el universo se apaga y mis palabras tardaban en llegar...salen...tarde...pero el viento las escucha... Ahora mira, es nuevo dia, el silencio es demasiado grande... hay palabras que solo cobraran vida cuando lleguen...mientras las horas modifican los hechos futuros...las lagrimas dan sensacion de victoria a cercanos que son lejanos...y duele ser vencida... Mira bien, aun estoy de pie...tal vez me siente un rato en el piso porque el aire escasea por estos lados...pero luego me levantare...porque mis deseos son tan simples... gigantemente chiquitos para los ojos de los otros...todos te nombran, llevan tu nombre...plenos de tu naturaleza...lobo, zorro...eterno principito que no tiene un sol entre los ojos sino la magia de un universo...

1 comentario:

REPARTIDOR dijo...

Que sentido tiene acariciar las letras del romance y del juego cuando todo es desmedido, y nadie entiende a nadie, y el torbellino de la desdicha vence en un dia, juro que hay veces que temo habrir la boca... Como darte ese universo cuando son mas las veces que desonfio de su exisatencia...

Cristopher Laertes... Solo otro quidam en el universo.