jueves, junio 25, 2009

Totoro...dias...tu nombre


Tiempo...reloj de arena...la arena se escurre entre los dedos, los sueños se vuelven líquidos y nada parece lo que es...
Reflejos...reflejar...reflejarme para poder verme...nunca tengo conciencia de mi hasta que me veo en el espejo...esencia de perkodin...dudar de mi propia existencia...tal vez soy el resabio de un sueño que alguien tuvo alguna vez...despertar para elegir dormir y no ver mas...al menos con mis ojos...demasiadas cosas, demasiado cansancio...y en los mios no hay universo...solo lucecitas que se encienden ante tus palabras y algun pez que decide dejar de nadar en el aire para descansar ahi...
Dias que te nombran, todos tienen un antes o un despues de ...aun de aquellos que deje tiempo atras pero aunque no lo crean marcaron mi vida o esta cosa absurda que me empeño llamar de esa manera...Cuentos, contados, inventados...todos esperados...nueces, arbol de conejos...grullas...porque si, y para curar heridas...preguntas absurdas, respuestas logicas...pandas gigantes, una rosa que duerme en un libro...una paloma rescatada por unas cuadras...y la luna siempre presente...Pequeñas cosas, gigantes sensaciones...aun cuando el frio era grande...aun cuando me iba al mundo del espejo...o el rio era grande e inundaba la mirada...seguias siendo lobo elegido...mira, te muestro mis manos...no son muy grandes, dedos cortos y un poco torpes...pero son agua entre las tuyas que son peces...mira bien...te muestro mi alma...que solo habla del viento, de caleidoscopios y principitos...mira tanto mi reflejo y la que escribe te regalamos sonrisas en silencio...

1 comentario:

REPARTIDOR dijo...

Y el Lobo, ahora despierta todas las mañanas junto al raton y la serpiente, los libros que prodigan cuentos y maravillas son el refugio de su lengua y sus dientes. Miren al lobo, buscando maravillas para su coneja...


Cristopher Laertes....