martes, mayo 26, 2009

Palabras de dias extraños...


Entonces volvia la calma...encontrar tus ojos, encontrarme, reirme,y sentir que la suma de los dias tiene sentido cuando tus manos nadan en las mias...pero por esas cosas de la vida alguien dio vuelta las cosas...abuelo,enfermedad, hospital...noches sin dormir y el cuerpo aun resiste porque las soluciones se quedan en manos ajenas. Ahora bien, estoy escrbiendo...robo minutos de cuidado para encontrar las palabras necesarias...Mientras el reloj continua su marcha...trato de adivinar que piel tengo puesta, no es la de conejo pero tampoco la de zorro...aunque debo confesar que te espero...palabras dichas entre lagrimas, abrazarte porque siento despedidas mas que encuentros...Suma de dias, verte y negociar...no importarme nada mas que perderme y encontrarle sentido a la noche cuando se ilumina con tu presencia...pedir en silencio que no me dejes ir...que no me dejes...para decirte en palabras sonoras que es mejor asi...entendes? podes ver?...si bien es confuso y nada claro...si bien estoy cansada, dominada por el sueño que no se cumple aun asi te sonrio...e intento darte un mundo colorido...Hoy es triste, la muerte juega...saluda...me pregunta si la recuerdo...mira su reloj y decide dejar mas tiempo para jugar...pero mi tristeza va mas alla...es en recordar un universo que se apago...en palabras frias, huecas que bailaron en mis oidos...en tener abrazos acumulados y no tener destinatario...o si, pero hoy le tengo miedo a tu reflejo...o en realidad es al mio y yo no quiero tenerle miedo a mi sombra...Hacedor de mundos, lobo...pecho gigante y calido que mece mis deseos contandome cuentos...hace frio, mucho...y siento el cuerpo dormido...

1 comentario:

REPARTIDOR dijo...

Se que estas y no estas, que corres junto al conejo blanco, llendote, quisas reprochando el creer que un principe jamas lastima, pero el principito se alejo de su rosa y solo la entendio cuando no la tenia... te tengo y no te tengo...
Y quisas nunca entiendas algunas cosas, y quisas jamas logre que las palabras bailen con sentido en tus oidos... pero, aquel silencio era hijo del canzancio, de los errores y de las palabras huecas, del temor a empeorarlo, de esatr en constante jaque... pero ya no importa...
Ahora soy Adan, despertando con la sospecha de que recupere mi costilla.
¿Sera correcto mi sospecha?

Cristopher Laertes... Vagando con el corazon entre las manos...