jueves, noviembre 13, 2008

Delirios y no se que

Las noches me resultan esquivas, el sueño no llega y cuando lo hace se convierte en tortura...me envuelve en un mundo onirico plagado de deseos, tiempos lejanos, humedad y desconcierto.
Los dias se me vuelven eternos, llenos de minutos que marcan ausencias y segundos que solo señalan mis errores. Deseo no tomarme en serio, volver a reirme de mi misma...despejar mi cabeza...olvidar limitaciones, rendirme ante los extraños para lograr ser fuerte ante los cercanos...poder y querer...creer, elegir creer una y otra vez...pedirle a las sombras que me hagan compañia...despegar el corazon de los recuerdos y adormecerlo...

3 comentarios:

Libres y Salvajes dijo...

tomate vacaciones... o visita al psicologo jaja.

Nadia dijo...

Adormecer el corazón es una pulsión de muerte.

Hay que andar con el corazón despierto y los ojos abiertos, aún cuando el viento te lastima y se te mete arena.

Hay gente que nos ayuda a sentirnos vivos. Espero poder sacarte sonrisas y desterrarte las ganas de dormir.

Tomoyo dijo...

Hay gente que ayuda...y mucho...gracias por pasar bonita :) hoy me sacaste varias sonrisas :) :)