sábado, agosto 14, 2010

Esos dias que se visten de nubes



El viento sopla, hace inmenso el dia hasta la llegada de las horas oscuras...pero esta noche cuando la barca me lleve tejere historias para volverlas invisibles en el papel y luego te dire que todo aquello que una vez fui se quedo esperando en una vieja estacion de tren.

Tombola de estrellas, la ciudad devora todo a su paso...bestia hambrienta que reclama su paga diaria, pero por esas cosas le hago frente dejo de esconderme entre las sombras y decido que es tiempo de pelear una vez mas...

Deja que canten, ya no sere bailarina de melodias ajenas...saltimbanqui de deseos que solo lleven mi nombre y la certeza de que algunas flores no llegaran a ser primavera.

(peces que nadan en silencio)

3 comentarios:

Libres y Salvajes dijo...

Hey mil de dias sin leerte!
La bestia hambrienta seria "la conciencia de clase del explotado" sea falsa o verdadera es muy loco verlo por ahi!!!
Salutes y escribe muy requetelindo

Ligia Ruiz dijo...

Me encanto haber pasado por este espacio y encontrar este mini relato, me siento en cierta manera identificada...

gracias por compartirlo

saludos

Fuegos del Monte dijo...

De que rio, son esos peces? de que manos nacieron? Yo puedo imaginarla, siendo la bestia, la rosa, y la bella.

A lo lejos, el Toro me llama, debo ir a buscarla. (25 de Agosto. 21:00 horas)

Cristoph... Ese es otro nombre de la Libra.